domingo, 9 de junio de 2013

La guerra y las PASO / Preguntar separa al periodista del militante

Por Alejandro Borensztein

http://2.bp.blogspot.com/-pP5gex6MD6g/UbTTMDJurZI/AAAAAAAAf5M/kA3YBm42Sg4/s1200/1.jpg

La cosa se está poniendo excesivamente dramática. Si no frenamos esta escalada a tiempo las consecuencias podrían ser imprevisibles. Afortunadamente, esta semana hubo arduas negociaciones, reuniones hasta la madrugada, y gracias a la intervención de los más altos mandos militares y de seguridad de la Nación se pudo resolver provisoriamente el conflicto: River-Independiente juegan a las 14 hs. Desde la crisis de los misiles en 1962 que no se vivía algo semejante. Por suerte al frente de todo esto están Berni y Puriccelli, si no quién sabe lo que hubiera pasado.

Ojalá Dios ilumine a estos hombres y podamos resolver sin derramamientos de sangre, el otro gran conflicto que nos tiene a todos en vela: la estatua de Colón. Lástima que el Cardenal Samoré ya no está entre nosotros.

De todos modos, la lucha fratricida no terminó y seguramente viviremos nuevos episodios mientras no logren acabar con Lanata de una buena vez.

Justamente, aprovecho esta nota para aclarar que no tengo nada que ver con ese programa ni con ese sujeto. Sé que andan diciendo por ahí que lo produzco yo, pero no es cierto. Desmiento categóricamente. Si están pensando en fusilarlo a él y a todos los del programa, por favor antes averigüen bien. Es sabido que en estas guerras de liberación nacional suelen morir inocentes. Tranquilos, ¿ok? Yo no les hice nada. Además, acabo de ser papá. Me necesitan.

En realidad yo había propuesto un programa mucho más coloquial. Una gran mesa de debate con un panel de notables: Artemio López, Jorge Coscia, Horacio González, Depetri, el Cuervo Larroque y Diana Conti. Ya tenía el título: “La Feria de la Alegría”. El moderador, en lugar del Negro Brizuela Méndez, iba a ser Orlando Barone, para darle swing. Pero no caminó. El Canal eligió la risa fácil.

Creo que si el fútbol no ha servido para abatir al enemigo, deberían probar con ideas más fuertes. ¿Por qué no hacen “Porno para Todos”, domingo a las 22 hs? ¿¿Por qué hay que pagar para ver culos?? ¿Acaso el pueblo no tiene derecho de ver libremente todas las matracas que quiera? Los pacatos no deberían ofenderse. Al fin y al cabo, poner pornografía en la tele no es más inmoral que poner propaganda neofascista.

Mientras la lucha continúa, nos encaminamos hacia las famosas PASO, las elecciones internas donde la ciudadanía elige al candidato que más le gusta dentro de cada partido, antes de la elección general de octubre. Por ejemplo, si usted es simpatizante del partido A deberá elegir, entre los candidatos que le ofrece el partido A, cuál es el más lindo.

Así es en Wisconsin.

Acá, para ahorrarle tiempo, las internas ya vienen resueltas de casa. O sea que si, por ejemplo, usted es del FAP (Frente Amplio Progresista) y vive en Santa Fe, va a poder elegir entre Binner o… Binner. Y si no le gusta, va a tener que hacerse peronista o mudarse a Córdoba. Lo mismo vale para todos.

El único sector que aceptó hacer una verdadera interna abierta es la centroizquierda porteña. Si usted es centroizquierdista desde chiquito, va a poder elegir entre el grupo de Gil Lavedra, Prat Gay y Donda o el de Lilita y Pino. El resto de los políticos son tan amantes del pueblo que han decidido evitarle el laburo. Se juntaron en un garito amigo, tiraron los dados y arreglaron.

En algunos casos todavía están discutiendo. Macri iría con De Narváez, pero como sabe que tarde o temprano el colorado lo va a traicionar para irse con Scioli (si a su vez éste rompe con el kirchnerismo), el Compañero Bicisenda está tratando de arreglar con Lavagna. Pero Lavagna también quiere ser presidente y no tiene ganas de ayudar a su futuro rival, por eso tampoco arregla con Gaby Michetti, quien a su vez aceptaba a Lavagna pero solo, sin el combo del Big Mac Peruca que incluía también a De la Sota y a Moyano. Felipe Solá observa esta jugada para ver a qué bondi se sube y todos estos, a su vez, están esperando que se decida el gran misterio de la Argentina: Sergio Massa, un muchacho muy simpático que llenó de cámaras el partido de Tigre y ya lo dan como el sucesor de Obama.

En donde no hay ninguna discusión es en el FPV (Frente para la Victoria). Allí decide la Compañera Jefa solita frente al espejo y el resto obedece sin chistar. Así da gusto ser estadista revolucionario latinoamericano. En este punto es bueno recordarles que cuando llegue el momento de la verdad, nadie va a poder alegar obediencia debida.

En Capital, el candidato volvería a ser Filmus, pero para ayudarlo a perder están pensando en sumarle a Forster (lo de sumarle es una manera de decir, se entiende, ¿no?) La idea es que en los actos primero hable el filósofo y después salga Filmus a traducir. En cambio en la Provincia la cosa es más confusa porque no saben qué hacer con Scioli, ni con Massa ni con ellos mismos, razón por la cual todos se dedican a insultar al gobernador y al intendente, sin entender que cuanto más los putean más votos les suman. De hecho, Mariotto ya es el Jefe de Campaña de los dos.

La Presidenta reclamó de la oposición propuestas e ideas. Desde la UCR (Unión Cívica Radical), su presidente Barletta le contestó rápidamente con una idea simple y contundente: “Caputo es un conchudo”. Literal amigo lector, jamás inventaría semejante cosa. Acá malas palabras de alto voltaje no trabajamos. Hasta orto llegamos, no más.

Aclaro entre paréntesis las siglas partidarias porque últimamente me sigue mucho piberío que no sabe que alguna vez existió algo llamado “partidos políticos” y que en 2001 fallecieron sepultados bajo el ruido de las cacerolas y el famoso “que se vayan todos”. Eso no quiere decir que no puedan resucitar, pero es una de las razones que explica la existencia del kirchnerismo, el único frente de poder vivo y aceitado (cuando decimos vivo y aceitado, no estamos hablando ni de Boudou, ni de Lázaro, ni de Fariña, ¿ok?). También está el PRO, aunque fuera de Capital y Santa Fe, mucha gente cree que PRO es un enjuague bucal.

Finalmente, y teniendo en cuenta que la elección de Consejeros para la Magistratura ya es un fracaso para el kirchnerismo, hay algunos políticos y analistas que andan diciendo que el Gobierno está evaluando suspender las PASO porque teme que le puedan salir mal. Imposible. ¿Cuándo vieron que el Gobierno evite hacer cosas que le terminan saliendo mal? Es una especialidad de la casa. Y parte de la diversión de esta bella democracia en tiempos de guerra.


Preguntar separa al periodista del militante

Por Jorge Lanata

http://mediamanagementblog.files.wordpress.com/2012/04/periodismo-independiente.gif

“Hoy, hace 203 años, se publicaba la primera edición del primer diario oficialista de nuestra historia”, tuiteó Cristina ayer por el Día del Periodista. “Su ideólogo y creador, el numen de la Revolución de Mayo, Mariano Moreno. Mirá vos, un diario fundado por el gobierno –siguió la Presidenta–. Y pensar que muchos de los que hoy escriben en los medios están convencidos de que ser periodistas es ser opositores. Qué cosa, no?” La reinterpretación de la Historia desde el estilo Billiken no es nueva en Cristina: el relato necesita que la Historia se acomode a él. Festejar a Moreno por la libertad de prensa es igual a condenar a Sarmiento por sus calificativos sobre los indios y los gauchos, como si todo aquello hubiera sido dicho por un antropólogo alemán del siglo XXI en lugar de por un escritor del siglo XIX. La extrapolación y el análisis fuera del contexto histórico es el error más básico de quienes quieren manipular la Historia. Podrían condenar a Aristóteles por haber tenido esclavos.

“Estoy preparando un libro sobre Belgrano”, me dijo ayer, en la radio, el historiador Diego Valenzuela. “Me puse a buscar diarios previos a La Gazeta entre 1800 y 1810. Los que fundaron Belgrano y también Vieytes: El Telégrafo, Semanario y El Correo de Comercio. Y siguiendo el razonamiento de Cristina uno podría decir que esos periodistas, Vieytes y Belgrano, fueron periodistas a sueldo del Virrey. Esos tres diarios se fundaron por decreto estatal y en un contexto de censura previa con amparo de la Corona. Es Cisneros el que le pide a Belgrano que funde el Correo de Comercio en marzo de 1810. ¿Eso significa que Belgrano era un periodista a sueldo de la Corona española?” Durante la entrevista, Valenzuela citó una frase de Moreno: “Los pueblos caerán en el embrutecimiento más vergonzoso si no se da una absoluta libertad para hablar de todo asunto que no se oponga en modo alguno a las verdades de nuestra santa religión y a las determinaciones del gobierno siempre dignas de nuestro mayor respeto”. Así hablaba Moreno, en el contexto de una revolución, tan convencido de ejercer la censura revolucionaria que censuró párrafos completos de Jean Jaques Rousseau, a quien admiraba.
Hace tiempo que sostengo que Cristina se ha creído su propia mentira: cree que está haciendo una Revolución, y actúa en consecuencia. No hace falta más que mirar los datos objetivos para advertir que no hay ninguna Revolución en marcha.

http://3.bp.blogspot.com/-h4Ahc_wFvXw/T0J_SxH_laI/AAAAAAAAAMg/9hLAxCybQjs/s1600/La%2Bmierda%2Boficialista%2Bcopia.jpg

Pero es imposible entender el kirchnerismo si no se toma como cierto ese supuesto: ninguna Revolución tiene prensa libre, por eso pelean con los medios. La tapa del Granma habla del récord de producción lechera de la vaca campeona, no puede publicar las sospechas de narcotráfico de un general cubano. La preocupación por la prensa acompaña a este gobierno desde sus inicios, y habla también de sus dificultades para estar delante de los hechos: Perón no leía los diarios, los hacía. En ese imaginario, el gobierno ha cimentado la grieta social en el aparato de propaganda más grande que se ha creado en la Argentina desde los años cincuenta. Los trabajos de Pablo Sirvén ( “Perón y los medios de comunicación” ) y Silvia Mercado (“El inventor del peronismo”) son indispensables si se quiere analizar aquella época y compararla con ésta. “Entre fines de los años cuarenta y principios de los cincuenta –escribió Sirvén– el primer peronismo armó en pocos años un colosal holding estatal de medios de comunicación cuando la mayoría de los dueños de diarios y radios del país fueron obligados a vender sus empresas. A los más débiles se los premiaba con un perverso lauro: a cambio de perder su condición de propietarios se les concedía convertirse en obedientes funcionarios a cargo de sus ex compañías (…) Las compras eran bajo cuerda, no se publicaban en el Boletín Oficial y se pagaban con dineros provistos sin desmayo por el “mago de las finanzas”, Miguel Miranda, desde el IAPI.(…) Apold articula un sistema de control y censura de los medios. El aparato propagandístico oficial monta un gran trust periodístico, la cadena ALEA, que incluye siete diarios en la Capital y sesenta y tres en el interior, las doce revistas de Editorial Haynes, quince radios y ocho talleres gráficos”. Sobre Apold, Silvia Mercado no duda en afirmar que “el 17 de octubre fue un invento del relato”.

Las ideas del “intelectual orgánico” (el rol que hoy cubre Carta Abierta) y del “periodismo militante” sirven para sostener la ficción del doble discurso. El periodismo militante –cuya síntesis está representada por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Plata, en actual proceso de purga ideológica– es contradictoria con la idea del periodismo en sí: el periodismo pregunta, el periodismo militante responde. El periodismo ejerce la inteligencia crítica y la duda como camino del conocimiento, el militante recita la respuesta. Preguntar es, siempre, desobedecer; implica cuestionar al objeto, ponerlo en duda, someterlo a la crítica. Los militantes viven al lado de la religión. Tal vez eso explique los premios de la libertad de prensa que esa Facultad entregó a Evo Morales, Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Rafael Correa: todos ellos persiguieron al periodismo.

El problema de inventarse un pasado es qué hacer con el que queda abajo: muchos de quienes están hoy al otro lado de la grieta descubrieron –tarde, por lo que se ve– que el Grupo Clarín era su enemigo y el enemigo de la democracia. En el emblemático programa de propaganda “Seis, siete, rocho” hay varios: Carlos Barragán (libretista de Radio Mitre), Jorge Dorio (periodista de Badía y Compañía en Canal 13 y columnista de Convicción, el diario de Massera), Orlando Barone (colaborador de Clarín en los comienzos de la dictadura y entre 1978 y 1981, y luego diez años en La Nación), Sandra Russo (ex co conductora en Radio Mitre en 2006), Cynthia García (productora de María Laura Santillán en Causa Común), Edgardo Mocca (columnista de este diario entre 2003 y 2007).

En Radio Nacional están María Seone, directora de la Radio y hasta 2009 importante editora en Clarín, Vicente Muleiro (ex editor de Clarín), Luciano Galende (se vestía de payaso en Mañanas Informales por Canal Trece entre 2007 y 2008), Nora Veiras y Hernán Brienza (colaboradores de la revista Ñ), Carlos Ulanovsky (histórico del staff de Clarín), Pedro Brieger (colaborador de Clarín y La Nación), Néstor Restivo (de Clarín), Telma Luzzani (de Clarín), y siguen las firmas.

¿Lo harán sólo por dinero y ejercicio del cinismo?

¿Se creerán, como Cristina, su propia mentira?

Según los últimos datos publicados, del primer semestre de 2012, el 44% de la pauta oficial se repartió entre diez grupos de medios, en algunos casos de los mismos grupos. Desde el segundo semestre de 2009 hasta el primero de 2012 la pauta creció un 76%. Hoy, de manera directa o indirecta, el ochenta por ciento de los medios de la Argentina están en manos del gobierno. Por paradoja, ese ochenta por ciento sólo tiene, y exagerando, el veinte por ciento de la audiencia. El veinte por ciento restante de los medios tiene el ochenta por ciento del público.

El Granma o el Pravda sólo circulan cuando no hay otro diario para leer. La desesperación oficial por tratar de tapar con fútbol las denuncias de PPT deja en evidencia ese agujero negro que sólo sirvió para hacer millonarios a algunos que se bajarán del barco a tiempo, como acostumbran a hacer.

Investigación: JL / María Eugenia Duffard / Amelia Cole

ENLACES/FUENTES:
http://la-pelota-no-dobla.blogspot.com/
http://lamierdaoficialista.blogspot.com.ar/
http://www.clarin.com/opinion/guerra-PASO_0_934706580.html
http://www.clarin.com/opinion/Preguntar-separa-periodista-militante_0_934106671.html

No hay comentarios :

Publicar un comentario