jueves, 9 de mayo de 2013

Relato del Presente: En Resumen / Los Otros / Mentime que me gusta

http://25.media.tumblr.com/01b0e72600f4778a89306d6640946f9b/tumblr_mmi6nuj3KH1r2hympo1_1280.jpg

Hay que reconocer que le ponen garra. La realidad los pasa por arriba, el discurso no lo cree prácticamente nadie fuera del círculo de fans, pero insisten en ello. Es como cuando un actor se equivoca en la línea, todos lo notan, pero lo aplauden igual y siguen metidos en el juego del engaño consentido. Por eso es que, ante las denuncias de ser parte del entramado de lavado de dinero, no pasa nada si De Vido se defiende con un singular “le buscan el pelo al huevo”.

No es que quiera ser contreras por deporte, pero De Vido es ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios en un país que carece de planificación -y mejor no hablar de federalismo- y donde la inversión pública es tan generosa que termina con un impresentable con rodete en una Ferrari. Un país en el que no sufrir cortes de luz y ganar el Quini están en igualdad de condiciones, donde el 3G es una leyenda urbana y el 4G es un mito conspirativo yankee al mismo nivel que el Area 51. Convengamos que De Vido tiene un currículo más que abarcativo como para afirmar que no le buscamos un pelo al huevo, sino que ya le encontramos una peluca, extensiones y rastas. Y los transportes, donde Julito fue el ancho de espadas durante nueve años, son una ruleta rusa con todas las balas cargadas que, luego de cinco decenas de muertos, decidieron quitársela para darle su manejo a Floppy Randazzo, otro ministro exitoso si los hay.

A todo esto, al chistoso ministro del bigote setentoso, se le ocurrió decir que los que se manejan en dólares son los neoliberales de siempre, con lo que dividió a la población en dos: neoliberales activos, y neoliberales que quisieran comprar, pero no tienen con qué. Lo curioso del caso es que al mostro de la obra pública sobrefacturada no se le cayeron los anteojos al arrojar tamaña afirmación, siendo que, si de amor por la divisa extranjera hablamos, el kirchnerismo deja a Cavallo al nivel de Trotsky.

La Presi, entre tanto, arrancó la semana con un anuncio de obras en Las Heras, Santa Cruz. Allí tuvo el buen tino de pedir que nos quedáramos tranquilos, que nadie robará nada. Desconozco qué entiende la exitosa abogada, arquitecta egipcia y futuróloga por denuncias de corrupción, pero las mismas no son predicciones, sino acusaciones de toda la tarasca que se kirchnerearon en la década ganada. En el medio, contó que le dolió la privatización de YPF –se ve que las regalías del lobby se las tiraban por la cabeza- y que expropió Aerolíneas Argentinas para cuidar la vida de 40 millones de argentinos, tanto de los pudientes que viajan a boleto subsidiado, como de los no pudientes que financian ese subsidio, aunque en su vida puedan subirse a un avión. Chocha de la vida, contó que tenía un plan ambicioso para YPF: wi-fi gratuito, televisión digital terrestre y una terminal de micros de larga distancia. A este ritmo, es probable que, cuando impulse un plan de obras para Aerolíneas Argentinas, anuncie la construcción de tres puestos de bondiola al paso.

Para redondear, hizo un racconto de todas las obras que se hicieron en Santa Cruz durante la gestión de Néstor, que, a pesar de tener a Menem de Presidente, hacía lo que podía, como acompañarlo en todas y cada una de las listas electorales. Luego afirmó que a ella nunca la escucharemos hablar mal de nadie, ni de los viejos caranchos que quieren cobrar una jubilación decente, ni de los vendepatria que pretenden un país para unos pocos, ni de la chiruzada que sale a la calle a quejarse de lleno.

El martes la Presi arremetió de vuelta con otro discurso y no le temblaron los mofletes al festejar que Máxima tiene sangre argenta, para el aplauso de toda la monada que, tan sólo unos meses atrás, puteaba al viejo de Zorreguieta por haber cometido el mismo pecado que Alicia Kirchner: ser uno de los civiles que le dio el carácter de dictadura cívico-militar al Proceso. Uno podría asumir que, finalmente, entendieron que la culpabilidad no es de transmisión genética, lástima que todavía repican en nuestros oídos aquellas palabras de Néstor, durante la campaña a Jefe de Gobierno porteño de 2007, en las que recordaba, cada vez que podía, que Mauricio es Macri.

Pero ahora tenemos Papa, tenemos Reina y tenemos a Messi. “No nos falta nada”, dice Cris, y tiene razón. No podemos ser tan hinchapelotas de romper los gobelinos por la educación, la inseguridad, la economía, la salud, la energía, los trenes, las rutas, la seguridad jurídica y la crisis habitacional. Todas boludeces que no mueven el amperímetro. Lo que importa es que el buen patriota cristinista es derecho y humano, católico y apostólico, futbolero y catalán, argentino y holandés. Y después nos sorprendemos de la crisis de identidad del kirchnerista promedio.

Hay que tener compasión. Al Cardenal que boludearon durante años, y al que señalaron como opositor recalcitrante –protogolpista-, lo designan máxima autoridad del catolicismo internacional. La mina a la que ningunearon por reunir todas las características del estereotipo de cuco kirchnerista –rubia, egresada del Northland, vecina de Barrio Norte, hija de funcionario procesista- llega a Reina de los Países Bajos. Es el mayor problema de hablar mucho y en caliente: se puede olvidar que hay todo un mundo allá afuera, con ideas distintas. Un mundo al que se ignora tanto, pero tanto, que hasta la Presi puede decir que la mortalidad infantil descendió del 11,7 de 2011, al 11,2 en 2012, cuando con entrar a la página del Banco Mundial, nos enteramos que en 2011 fue del 14,1. Solo un detalle.

Para demostrar que es nuestra primera laburante, Cris pasó el 1° de mayo dedicada a lo que mejor le sale: hablar gansadas y sola. Desde Twitter entregó un listado de financiamiento de obras varias para provincias y municipios, entre los que se destacan los rubros pluviales y cloacales para la Provincia de Buenos Aires. Si bien preocupa que ni el Servicio Meteorológico Nacional, ni la ciudad de La Plata figuren en ese listado de prioridades, estimamos que para el 2023 los platenses habrán desarrollado branquias, con todo el ahorro en infraestructura que ello tendrá. Luego de pedirnos a nosotros que nos hagamos cargo de controlar si las obras se realizan –el Estado está para otras cosas más importantes y menos aburridas- nos contó que, en su sistema de premios y castigos, la Provincia de La Pampa se llevará más del triple de guita nacional de la que se repartirá entre el resto de las provincias. No se sabe si es necesario o no, pero poco importa, dado que la Presi aclaró que La Pampa se lo merece por estar bien administrada.

Mientras preparaban el cuadro de “Gobernador del Mes” para el compañerazo pampeano Oscar Jorge, cerca de El Calafate moría el subsecretario de Medio Ambiente santacruceño, Sergio Medina, en un accidente de caza. Hubo consternación, pero nadie se preguntó qué hacía de caza un funcionario responsable de cuidar la naturaleza. Totalmente en otra, Cris retomó su Plan Twits Para Todos y contó que recibió al boxeador Maravilla Martínez, del que no tiene idea de qué categoría es, porque no sabe nada del boxeo como deporte, aunque refirió tenerla clara con el boxeo de la vida. En una dudosa muestra de amor maternal, refirió que Maravilla debería pelear por el cinturón con Máximo. Supongo que la Presi tampoco entiende de qué van los cinturones en el box, pero alguien debería aclararle que no gana el que tiene el más largo.

Aburrida y sin nada para ver en la TV Digital, Cris continuó el informe twittero y contó que un hombre de la comitiva de Maravilla le regaló un libro llamado “Los Católicos Posconciliares en la Argentina”. Emocionada, nos preguntó si entendíamos que se llama posconciliar porque trata de lo que pasó después de un concilio, para luego referir que no pensaba explicar demasiado, porque todo fue un “bardo grande, si los hubo”.

Por suerte, no pasa nada que altere nuestros nervios. El dólar alguien lo arreglará, el estancamiento en la generación de empleo algún día se desestancará, nuestro ministro de Economía aprenderá a hablar, Máximo ya conseguirá algún laburo que justifique su paso por el mundo, y los funcionarios públicos podrán explicarnos cómo hicieron toda la que tienen, si siempre vivieron de la teta del Estado.

Jueves. Mientras tanto, la Afip nos presume pobres para comprar dólares, y millonarios para pagar impuestos.

Los Otros


http://25.media.tumblr.com/e8ef0db92948b0d22cb8561ede021360/tumblr_mlv4fez5j51rf9hn3o1_1280.jpg

Finalmente, el Gobierno decidió cerrar todos sus frentes de batalla. La Justicia, de la mano de Oyarbide & Cia venía bien, pero dos o tres fallos de algunos jueces cipayos alcanzaron para reventarla. Con Clarín, en cambio, tomaron la opción de fundirlo con una técnica maravillosa: metieron en el directorio a Guillermo Moreno, Axel Kicillof y Daniel Reposo. La orden fue clarita, y en vez de mandarlos a destruir, les pidieron que laburen como laburan siempre. Si con eso el Grupo no se funde, no se funde más. En cuanto a ese temita del lavado, Cristina optó por lo más sano, y mientras da conferencias desde un lavadero o una fábrica de productos de limpieza, el resto de la tropa se dedica a tratar de faranduleros a los que encontraron la posta.

El problema de hacer idioteces públicamente, es que se queman cartuchos que podrían utilizarse más adelante para pegarle al enemigo. Hoy está en boga “la farandulización de la política”, mediante el cual un grupo de programas –que están tan cerca del análisis político como lo puede estar el de Narda Lepes- se dedican a cansar al televidente con pibes que deberían estar en cana por si las dudas. Así, mientras en la Rosada bajan línea, la monada enloquece y trata de farandulero a todo lo que tenga que ver con el descubrimiento de lavado más grande que haya visto este país. Y eso que hemos visto varios.

Puedo entender que el amor enceguece. En este caso, el amor por Cristina revienta el coeficiente intelectual de pibes que han crecido bien alimentados y, en su inmensa, imensísima mayoría, sin mayores sobresaltos durante la década menemista. Ahora, tirar con la farándula, cuando Cristina tiene más fotos de famosos que el Hard Rock Café, es un poco fuerte. Bono, Madonna, Serrat, Sabina, Maradona, Naomi Campbell, Roger Waters, Ricky Martin, Maravilla Martínez, Ginóbilli, Luis Miguel, Roger Federer, Seann Penn, los Calle 13, la Mona Giménez, Shakira, Antonio Banderas, Melanie Griffith, Lola Ponce, Ricardo Montaner, y un largo etcétera. Y mejor no mencionar a la ONG “Con un Martín Fierro nos cagamos de hambre”, los que resisten a terminar sus días en el anonimato y/o buscan financiamiento blando para sus producciones, nutriendo todos y cada uno de los actos de Presidencia: Raul Rizzo, Florencia Peña, Gustavo Garzón, Darío Grandinetti, Federico Luppi, Arturo Bonin, Pablo Echarri, Víctor Laplace, Julio Cruz y la coach presidencial, Andrea del Boca.

Y así, cuando la Capitana Cristina indica “farándula” y todos ven cholulos en todas partes –menos en Balcarce 50- lo mismo aplica en otras circunstancias, desde siempre. Los que se enriquecieron con la 1050, fueron otros, no ellos. Quienes acompañaron a Menem con el voto, con las listas y con la lengua, fueron otros, no ellos. Aquellos que admiraban a Cavallo fueron otros, no ellos. Los que bancaron la campaña Duhalde Presidente 1999, fueron otros, no ellos. Los oficialistas luego de la muerte de Kosteki y Santillan, fueron otros, no ellos. Quienes de la mano del verso ideológico entregaron recursos no renovables a capitales imperialistas, fueron otros, never in the puta life ellos.

La semana pasada volvió a pasar: la justicia es un ente que se convirtió en corporación por culpa de otros, como los constituyentes del ´94, entre los que estaba Cristina, o la reforma del Consejo de la Magistratura de hace un lustro, impulsada por Cristina. Y ese ente corporativista y a favor de las concentraciones económicas, creado por otra Cristina, ahora es el problema de todos nuestros males.

Entre todos los discursos pedorros y previsibles de los diputados oficialistas de la eterna jornada del miércoles, se repitieron varios conceptos de dudoso gusto, entre ellos, uno que apuntaba a que nosotros le echáramos la culpa por la inseguridad a la Justicia. O sea, la culpa de la inseguridad es de las excarcelaciones que otorgan los jueces –los otros- por aplicar la ley, y no de los legisladores, quienes nunca se calentaron en reformar las leyes, como tampoco es culpa ni mucho menos de los ejecutivos, que hablan de sensaciones.

El debate habría sido más pintoresco si hubieran dejado entrar a los ciudadanos al recinto. Lamentablemente, por disposición de Julián Domínguez, no se pudo. Ni siquiera los que estábamos acreditados para hacerlo. El motivo era claro, no querían bolonqui, y está claro que el desorden no es culpa de los camporitas, ni de la patria monotributista que toma, cada vez que puede, todos los escaños para insultar a los opositores. Evidentemente no entendieron que un Diputado podrá ser un empleado administrativo de la Rosada con escritorio en el Congreso, pero al menos en los papeles, es un representante del pueblo que lo votó y no da para prohibir el ingreso a los otros por no llevar pechera azul.

Los otros somos los culpables de todo lo que los propios no saben cómo arreglar. Y está bien que así sea. No es lo mismo el aliento de una carpa nacional y popular para que salga la 125, que la presión fascista de los otros, al poner una carpa opositora para evitar la reforma judicial. No es igual cortar todas las calles un día de semana al mediodía para que a la Presi le aplaudan hasta las gansadas en una Plaza o en una cancha, que la actitud violenta de los otros, que salen después del trabajo a demostrar la violencia de los carteles. No es para nada la misma cosa y está claro. Por eso Agustín Rossi, cual patovica de pelotero, puede hacerse el guapo y reír mientras provoca al que piensa distinto, mientras putea por provocadores a los que fueron a peticionar a la puerta del Congreso.

Es que la prepotencia, el hambre, la pobreza, la desocupación estructural, la inflación, la inseguridad, los cientos de muertos por falta de obras de infraestructura y la imposibilidad de soñar con la casa propia, son cosas que pasan a un segundo plano, que no tienen porqué criticarse. Porque tenemos un gobierno Nacional y Popular que dice hacer todo para solucionar algunos de esos problemas, y el resto no los nombra. Las quejas quedarán para los otros.

Mientras el oficialismo pregona que la Patria es el otro -otro otro, no el otro normal, este otro es el culpable de todo lo que padece el otro que es Patria- uno se pregunta qué entenderán por “oportuno” los cráneos de la oposición -los otros golpistas, cipayos o como quiera llamarles- y si es necesario que, justo esta semana, Macri le de tanto material al oficialismo -los otros patriotas- para que llene un par de meses de informes infumables y columnas somnolientas en los medios amigos del poder, más allá de todo el material que le dio a los reprimidos para que se lleven a la casa, previo paso por la guardia de algún hospital. Ni que hablar de la tela que tuvo para cortar la Presi, que un sábado a la mañana no tuvo nada mejor para hacer que sentarse a tuitear contra Macri, por reprimir, y contra todos los que no la votamos, por ser tan inconformistas que no nos gustó ninguna de las seis leyes que mandó -en oferta, 6×1, sólo por esta semana- para reventar la justicia.

Nosotros, entre tanto, la vemos de afuera sin entender demasiado. Y es que, mientras pensamos si era necesario tremendo operativo dentro de un predio cerrado, o si esta es la policía modelo y ejemplo a futuro, tenemos que prepararnos para que los otros patriotas fustiguen el uso de la fuerza pública y los negocios inmobiliarios de los otros -los otros golpistas- mientras hablan a favor del militarismo represivo y violento del chavismo -los otros curiosos patriotas extranjeros- y se hacen los boludos con la larga cadena de represión violenta contra trabajadores encarada por la Gendarmería Nacional desde siempre. De las represiones nacionales no se habla; de la inmobiliaria de Balcarce 50, tampoco. Porque, si vamos a hablar de represión, coincidirá conmigo -estimado otro lector- que no es lo mismo un caño opositor que fractura cabezas, que un bastonazo Nacional y Popular que nos besa la frente.

Lunes. Si la Patria es el otro, bastante mal nos tratan.


Mentime que me gusta


http://3.bp.blogspot.com/-EtiYIXj8Dx0/TWU-awtkhSI/AAAAAAAAAA4/diOj_pXXkBo/s1200/DSC_1300.JPG

Venimos de un fin de semana ardiente que descolló en materia mediática. Un par de días en los que Luis Ventura quiso dar clases de periodismo a los demás -algo así como que Funés Mori quiera enseñarle a Messi cómo definir un mano a mano con el arquero- Luis Majul quedó para el sopapeo y Mónica Gutiérrez hizo que casi nos olvidemos de sus lágrimas de emoción por Cristina Presidenta.

La periodista del peinado difícil de describir fue invitada al programa de Majul para integrar un panel de debate con Pablo Sirvén y el amigazo Gustavo Noriega. Sin embargo, en cuanto vio que se encontraba en el piso Sergio Schoklender, huyó despavorida e indignada. Al día siguiente explicó que se sintió molesta cuando el exhijo putativo de Hebe de Bonafini explicó “cómo se roba el dinero de todos mediante tramoyas con la obra pública” y que no poder preguntarle qué pasó con la tarasca de “Sueños Compartidos” la hizo sentir muy mal. En una de esas, si no se hubiera rajado al trote, podría haber preguntado aunque sea de prepo. Ante dicha imposibilidad, desde aquí le hacemos la gauchada a Mónica y le recordamos que Schoklender ya explicó en una nota a la Revista Noticias y en una declaración ante Oyarbide, que se llegaron a sacar del país dos millones de euros -dos kilos, cotización Fariña- sin pasar por ningún control bancario, y que otra parte fue a parar al financiamiento de campañas del kirchnerismo. O sea, la Gran Lázaro, pero que nadie quiso -ni quiere- creer.

En el otro extremo de la grilla televisiva, Lanata mostró una entrevista a Miriam Quiroga, a la que muchos llaman “la otra viuda”, en un claro gesto de injusticia hacia Alberto Fernández. Quiroga contó más o menos lo que muchos habíamos leído por ahí, y otras cosas que dábamos por sentado, pero que siempre es bueno que nos repitan. Luego de notar que Quiroga no sería ni arrepentida, ni conocida, ni despechada, si Néstor no hubiera tenido ese contratiempo con la cipaya madre natura, me pregunté con qué se despacharía Cristina para hacerse la boluda, hasta que me avisaron que ya había un acto programado para el día siguiente.

Esta vez la militancia se vio liberada del compromiso aplaudidor y los muchachos salieron a bancar la calle. La JP Debita decoró buena parte del conurbano con sus leyendas “No jodan con la sobrefacturación”, mientras que el coro estable de la corriente filo camporista “De Fariña a Evita, el Rodete Milita”, practicaba su pieza “Cristina corazón, acá tené lo’ pibe pa’ cobrar la comisión”. Es una pintoresca obra, que se suma al repertorio de “Néstor no se murió, Néstor vive en los fajos que lava Báez en la construcción”. Y así, mientras Florencia Peña afirmaba en Intrusos que “lo que importa es el modelo, no los dos o tres casos de corrupción” -como si fueran dos o tres…como si fueran cometidos por extraterrestres-,  Cristina se preparaba para anunciar un paquete de medidas para el sector agrario.

La arquitecta egipcia, exitosa abogada y capitana, devino en explicadora profesional agraria, y contó a los productores que hubo una merma en la cantidad de hectáreras destinadas a la producción de trigo. De la soja no habló, de los grandes pooles de siembra, tampoco. Ante un auditorio compuesto por representantes del sector agrario, a la Presi sólo le faltó mostrar la germinación del poroto, pero le puso garra y contó en qué consistía el fabuloso sistema que premiará a los que más producen, o sea, a los de siempre. Para que no se nos pase, nos hizo la gauchada de nombrar a Cargill y Grobocopatel, para luego reivindicar en público al hippie pacifista Guillermo Moreno por haber sido acusado de un montón de las cosas más terribles de las que pudiera ser acusado alguien. Cosas que, de más está decir, las vimos todos con nuestros propios ojos.

La Presi también remarcó la presencia de las grandes productoras que cosechan, producen y exportan, pero que no son monopólicas,  sino meros productos “de los efectos de la concentración que se dan aquí y en todas partes, debido al capitalismo”. Genia de la vida. La ídola de la justificación conveniente quiso, también, llevar tranquilidad al sector respecto de algún que otro problemita que habría dando vueltas con el tema del dólar. Para calmar las aguas, y de paso poner paños fríos en las relaciones con nuestros países limítrofes, dijo que todos ellos mienten, y que ella no piensa devaluar para no darle el gusto a los que buscan ganar plata especulando con el tipo cambiario, lo cual marca una notable diferencia con los gustos personales del difunto expresidente.

http://2.bp.blogspot.com/-H1dfobGpb2A/UW_4yOxWT2I/AAAAAAAAAjc/zj2VlDJM7Fs/s1600/904653_10200289588776547_1786504588_o.jpg

Envalentonada al mango, se la agarró con los que -como ella- aprovecharon las políticas económicas de los últimos cincuenta años para forrarse en guita, para luego remarcar cómo mintieron aquellos que decían que después de las elecciones de 2011 se devaluaría la moneda. Para que no quedaran dudas, remarcó que los escándalos que vemos hoy en día -no aclaró si se refería a la liposucción de Victoria Xipolitakis o ese temita del lavado de guita- son productos del año electoral. Algo así como el dólar blue, que después de Semana Santa, baja.

A continuación le contó a la audiencia -evidentemente, compuesta por extranjeros incomunicados y marcianos recién llegados al planeta- que en 2001 hubo una crisis re fea, que fue un horror, que Néstor llegó a Presidente a pesar de que nadie daba dos mangos por él -miren lo que habrá mejorado el asunto que a lo último daban de a dos kilos-, y que en este país pasaron cosas que nadie puede explicar, como esos “fondos que llegaron y nadie sabe dónde están”. Luego de aclarar que no se trataban de los fondos de Santa Cruz, sino del Blindaje, habló maravillas de lo grosso que era Urquía hace más de diez años, demostrando que la sobada de lomo al dueño de la Aceitera General Deheza, no es sólo producto de la década ganada.

Para finalizar, después de reconocer que no le gustan los economistas por incompetentes -convengamos que entre Boudou, Lorenzino, Kicillof y Moreno han hecho mérito para que lo piense- le echó la culpa a Martín Lousteau por la idea de las retenciones móviles, idea que, para haberla considerado mala, bastante la bancaron con plazas, actos, puteadas, escraches y aprietes. Para rematarla, y después de tamaño descargo, aclaró que las retenciones no fueron por voracidad fiscal, sino por una cuestión de redistribución de la riqueza. Es que la idea era mala, pero buena. O sea, lo bastante mala, muy mala, como para escrachar al economista que criticó, pero lo suficientemente genial para recordarles a los presentes que son unos turros que se cagaron en el pueblo por culpa de una idea ajena de un ministro propio. Eso sí, garcas, pero ejes del nuevo plan, que no tiene nada que ver con ninguna bicicleta, aunque se llame CEPAGA, un nombre que no convence mucho, pero que -convengamos- es más vendible que el BOGARCHA chaqueño. Todo muy confuso. Todo muy kirchnerista.

Martes. La devaluación no existe. Los dólares a 10 pesos, son los padres.


Devaluación del Peso Argentino frente al Dólar (2003-2013)


Año Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic
2003 3,2050 3,2050 2,9750 2,8250 2,8550 2,8000 2,9150 2,9450 2,9050 2,8500 2,9700 2,9400
2004 2,9750 2,9150 2,8650 2,8450 2,9600 2,9550 2,9750 3,1050 2,9850 2,9750 2,9450 2,9750
2005 2,9240 2,9380 2,9170 2,9100 2,8830 2,8870 2,8610 2,9110 2,9100 3,0020 2,9660 3,0320
2006 3,0660 3,0740 3,0820 3,0480 3,0850 3,0860 3,0720 3,0970 3,1040 3,0890 3,0680 3,0620
2007 3,1070 3,1000 3,1000 3,0900 3,0770 3,0930 3,1210 3,1560 3,1500 3,1420 3,1450 3,1490
2008 3,1580 3,1610 3,1680 3,1640 3,0990 3,0250 3,0440 3,0300 3,1350 3,3880 3,3730 3,4530
2009 3,4880 3,5670 3,7200 3,7140 3,7490 3,7970 3,8300 3,8510 3,8430 3,8190 3,8110 3,8000
2010 3,8350 3,8590 3,8780 3,8880 3,9290 3,9310 3,9400 3,9500 3,9600 3,9570 3,9880 3,9760
2011 4,0080 4,0300 4,0540 4,0800 4,0900 4,1100 4,1450 4,2000 4,2050 4,2360 4,2810 4,3040
2012 4,3370 4,3570 4,3790 4,4170 4,4710 4,5270 4,5850 4,6380 4,6970 4,7660 4,7830 4,9200
2013 4,9850 5,0570 5,1360 5,1950

Los Ministros de CFK


Ministerio de Economía y Finanzas Públicas Hernán Lorenzino
Amado Boudou
Carlos Fernández
Martín Lousteau
10 de diciembre de 2011 - en el cargo
8 de julio de 2009 - 10 de diciembre de 2011
25 de abril de 2008 - 7 de julio de 2009
10 de diciembre de 2007 - 25 de abril de 2008

De 3,15 a 5,20, significa que 100 pesos pasaron de valer 31,75 dólares a 19,25.
O sea, solamente por devaluación real (sin contar la inflación), la moneda perdió el 40% de su valor durante las Presidencias de CFK.
¿ Como es eso de que con esta Presidenta no va a haber devaluación ?
Desde que ganó las elecciones en Octubre de 2011 el Dólar subió 1 peso (de 4,20 a 5,20, perdiendo el peso el 20% de su valor), se prohibió la venta libre de dólares a (casi) todos los habitantes y el dólar paralelo surgido de tal prohibición, pasó a costar 10,45, o sea exactamente el doble que el dólar oficial que no te lo vende nadie.

ENLACES/FUENTES:
http://blog.dolarblue.net/
http://blogs.perfil.com/relatodelpresente/2013-05-02-1133-en-resumen/
http://blogs.perfil.com/relatodelpresente/2013-04-29-1103-los-otros-2/
http://blogs.perfil.com/relatodelpresente/2013-05-07-1191-mentime-que-me-gusta-2/
http://cristinafernandezdekirchner.tumblr.com/
http://es.wikipedia.org/wiki/Cristina_Fern%C3%A1ndez_de_Kirchner
https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Cotizaci%C3%B3n_hist%C3%B3rica_de_monedas_argentinas 
http://www.lapatriaeselotro.com.ar/

1 comentario :